Anuncios
Columnas

La Renovación Moral de la Sociedad

+… La voluntad será derrotada

y el camino estará cerrado

Miguel de la Madrid

MTRA. ARELY GÓMEZ GONZÁLEZ,

SECRETARIA DE LA FUNCIÓN

SOCIAL:

Resultado de imagen para MTRA. ARELY GÓMEZ GONZÁLEZ
MTRA. ARELY GÓMEZ GONZÁLEZ
A 10 días de iniciar su gobierno, el presidente Miguel de la Madrid Hurtado envió a la Cámara de Senadores su anunciada iniciativa de ley conocida como la Renovación Moral de la Sociedad. Por la trascendendia histórica que pudo tener, de haber sido apoyada, transcribo, secretaria, la parte inicial de sus considerandos:

“CC. Secretarios de la Cámara de Senadores del H. Congreso de la Unión

Resultado de imagen para La Renovación Moral de la Sociedad

Presente:

“La libertad individual para pensar y hacer, es cuestión de cada quién. No corresponde al Estado tutelar la moralidad personal que la inspira. Pero el Estado tiene la obligación ineludible de prevenir y sancionar la inmoralidad social, la corrupción. Ella afecta los derechos de otros, de la sociedad, de los intereses nacionales. Y en el México de nuestros días, nuestro pueblo exige con urgencia una renovación moral de la sociedad que ataque de raíz los daños de la corrupción en el bienestar de su convivencia social.

“Es esencia de nuestra democracia federal el que las leyes y el gobierno que se da al pueblo atiendan su demanda nacional. Obliga a actuar de inmediato no sólo a los poderes constituidos en sus respectivos ámbitos de competencia, sino antes que nada al Poder Constituyente de nuestro Pacto Federal.

Resultado de imagen para La Renovación Moral de la Sociedad

“Para prevenir y sancionar con efectividad la corrupción no bastan leyes idóneas. Además, son necesarios una voluntad política firme y una administración eficaz.

“Es una realidad la voluntad política inconmovible del pueblo de México y del gobierno que se ha dado por erradicar lo que corrompe los fundamentos de su convivencia social. La administración eficaz de esa voluntad se constituirá rápidamente, aunque limitada por el tiempo necesario para llenar los vacíos existentes. Pero si las leyes e instituciones que se da el pueblo no reflejan esa voluntad política y no abren el camino para esa eficacia administrativa, la voluntad será derrotada y el camino estará cerrado.

“Las leyes vigentes han sido desbordadas por la realidad y ya no ofrecen bases sólidas para prevenir y sancionar la corrupción que la conciencia nacional exige erradicar. Si la renovación moral de la sociedad que ordena el pueblo de México ha de cumplirse, hay que empezar renovando las leyes e instituciones que tutelan la realización de nuestros valores nacionales.

“Esta iniciativa de reformas y adiciones a nuestra Constitución Política, conjuntamente con las leyes secundarias consecuentes que estamos sometiéndole al LII Congreso de la Unión, es el primer paso para que la renovación moral se haga gobierno y la sociedad pueda apoyarse en él a fin de que la corrupción no derrote sus derechos.

“La iniciativa propone avanzar en el tratamiento a que están sujetos los servidores públicos. Las bases constitucionales vigentes son insuficientes para garantizar que los empleos, cargos o comisiones en el servicio público subordinen el interés particular a los intereses colectivos superiores de la sociedad. Si queremos esas garantías, tenemos que renovar esas bases.

“Hay que establecer las normas que obliguen con efectividad al servidor público con la sociedad, para que sus obligaciones no se disuelvan y para que el comportamiento honrado prevalezca. Se necesitan bases nuevas por las que la sociedad recurra al Derecho y no se vea forzada a quebrantarlo para obtener del gobierno lo que en justicia le corresponde, para que los recursos económicos nacionales aumenten el bienestar del pueblo.

“Sometemos, en consecuencia, esta iniciativa para reformar y adicionar las responsabilidades constitucionales de los servidores públicos a fin de establecer en la esencia de nuestro sistema jurídico las bases para que la arbitrariedad, incongruencia, confusión, inmunidad, inequidad e ineficacia no prevalezcan, no corrompan los valores superiores que debe tutelar el servicio público.

“No es compatible servir en puestos públicos y simultáneamente tener negocios cuya actividad se funda en las relaciones económicas con el gobierno. Esta dualidad es inmoral: o se gobierna o se hacen negocios. Los empleos, cargos o comisiones en el servicio público no deben ser botín de nadie, sino salvaguarda de la legalidad, honradez, lealtad, parcialidad, economía y eficacia con que hay que servir los intereses del pueblo.

“La guía es el Derecho, síntesis de la moralidad social, y lo primero es que sus fundamentos constitucionales se actualicen para satisfacer lo que los mexicanos esperamos del servicio público.”

Leer esta propuesta y saber, secretaria Gómez, que no sucedió, puede provocar grados incluso graves de nostalgia —“sentimiento de pena por la lejanía, la ausencia, la privación o la pérdida de alguien o algo queridos”, según el diccionario—, dependiendo del concepto de grandeza que cada quien haya deseado para su país. Ahí estuvo la propuesta para un México honesto, “… aunque limitada por el tiempo necesario para llenar los vacíos existentes”. Pero el tiempo se excedió, los vacíos persistieron y hoy la deshonestidad en México es ya insoportable y hasta criminal…

Mañana reproduciré la parte final de los considerandos de la olvidada Renovación Moral de la Sociedad deseando, secretaria, que cale en muchas buenas y malas conciencias…

Internet: Lmendivil2010@gmail.com

Facebook: Leopoldo Mendivil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: