Anuncios
Columnas

Primer gran desafío al nuevo PRI…

DR. ENRIQUE OCHOA REZA,
PRESIDENTE DEL PRI:

+Como Presidente de la República tengo la convicción de fortalecer la legalidad y cerrar espacios a la corrupción

Enrique Peña Nieto

 
En su discurso del sábado pasado, dijo usted:

“¿Qué resolvimos en esta Asamblea Nacional?

“En el tema de Ética y Rendición de Cuentas creamos un nuevo Código de Ética, dando respuesta a la lucha en contra de la corrupción y contra la impunidad.

“Se fortalece la Comisión de Justicia Partidaria a fin de prevenir que un priista le falle a su partido, y para sancionar oportunamente a quienes traicionen nuestro ideario.

“… Fijamos también un nuevo procedimiento de rendición de cuentas. Creamos una nueva Comisión de Ética que llamará a cuentas a nuestros funcionarios durante el ejercicio de sus funciones.

“El objetivo es garantizar que su desempeño se lleve a cabo conforme a nuestros documentos básicos y en estricto apego a nuestro Código de Ética.

“Que ningún militante más, jamás, le falle a la sociedad ni a su partido”.

Estamos, pues, ante una afinidad total entre la Presidencia de la República y su partido, el Revolucionario Institucional.
Y en plena disposición de cumplir a fondo en esta lucha contra la corrupción que se ha vuelto un cáncer social que ya es imposible soportar.

Y coincidiendo con estas posiciones manifestadas igualmente por el presidente Peña Nieto y por usted al clausurar el sábado la última asamblea nacional priista, emergió la denuncia contra el exdirector general de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya Austin, por “más de 10 millones de dólares” que habría pedido al representante en México de la constructora brasileña Odebrecht, como miembro del equipo de campaña del candidato presidencial priista Enrique Peña Nieto.

La denuncia está interpuesta en Brasil y esperemos que en México la demanda sea muy pronto presentada y la acción de la ley no se detenga hasta la aclaración total de los hechos y la identificación íntegra de todos los involucrados.

La gravedad del caso es muy clara y resulta lamentable que a la vuelta de los años el Pemexgate resulte ahora una pequeña monería.

Veremos de qué servirá el rechazo a la acusación que Lozoya Austin mandó por redes. Es cosa de decidir a quién creer, si al que presuntamente inició el acercamiento, luego la gestión y después la recepción de la fortuna consignada, o al que habría recibido la petición y posteriormente procedido a su satisfacción. El presunto móvil, si se confirma, es terrible a estas alturas de los tiempos electorales que vienen, porque se extiende a través de un ya más o menos largo pasado, cuando se habría aplicado a la acción que se coronó con el retorno de su partido, doctor Ochoa Reza, al gobierno de la República.

Hoy, su trabajo como presidente priista dio ya los frutos en la Asamblea Nacional de la semana pasada. Magníficos, sin duda. Vigentes ya. Y listos para su aplicación, de ser ésta necesaria.

Está usted ahora en la posición más incómoda que cualquier otro mexicano. Pero seamos prudentes. Esperemos el advenimiento de la verdad total y de las acciones legales que haya lugar.

Y como venga la realidad, aceptémosla y actuemos en consecuencia. No quisiera oootra vez decir que pobre México, doctor Ochoa, pero no puedo callar esas palabras…

Internet, m760531@hotmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: