El Frente Ciudadano por México lucha contra el reloj para consolidarse

By: El País

Anaya, al centro, Barrales, a su izquierda, y Dante Delgado, a la derecha.
Anaya, al centro, Barrales, a su izquierda, y Dante Delgado, a la derecha. GALO CAÑAS CUARTOSCURO

“El Frente Ciudadano por México está más fuerte y vivo que nunca”, dijo Ricardo Anaya este fin de semana. Las palabras del presidente del Partido Acción Nacional (PAN), que anhela encabezar la alianza opositora entre la izquierda y la derecha en las presidenciales de julio próximo, quedaron eclipsadas este domingo por la fiesta que el PRI hizo a su candidato, José Antonio Meade. Los personajes principales de esta contienda comienzan a definirse a menos de siete meses de los comicios de 2018. El gran interrogante es si el Frente podrá superar sus diferencias internas en los ocho días que restan al plazo para registrarlo ante la autoridad electoral. “Tengan la absoluta certeza de que nos vamos a poner de acuerdo”, afirmó también Anaya.

Pero el optimismo de Anaya parece no ser compartido por otros de los promotores de la coalición del PAN, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC). Los tres partidos llevan semanas enfrascados en discusiones sobre el método para elegir candidato presidencial.

Este martes, Dante Delgado, presidente de MC aumentó la presión. El dirigente dijo que hay que apurar las decisiones dentro de la alianza y que las candidaturas deben ser elegidas por consenso. Delgado propuso 72 horas para llegar a un acuerdo y sugirió que la candidatura presidencial deba ser para el PAN. “En razón de los resultados electorales mostrados en (las elecciones de) 2015 y 2016, además del número de gubernaturas que encabeza”, afirmó el político.

De esta forma, Dante, uno de los padres del Frente, ha dado un abierto respaldo a Anaya. También mencionó, como se había comentado, que la candidatura a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México quedará en manos del PRD. Previsiblemente para Alejandra Barrales, presidenta del partido hasta este sábado nueve de diciembre.

Movimiento Ciudadano también sugirió que Miguel Ángel Mancera, el actual jefe de Gobierno de la Ciudad de México, sea el encargado de supervisar la plataforma legislativa del Frente Ciudadano desde el Senado. Delgado nominó a Mancera para presidir la Cámara alta. Una de las iniciativas de la oposición es ampliar la presidencia del órgano legislativo de un año a tres. El Congreso también tendría, bajo un mandato del Frente, facultades para aprobar los integrantes del Gabinete presidencial y la última palabra en la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo.

La iniciativa de Delgado pretende ampliar los horizontes para Mancera, quien se ha convertido en un dolor de cabeza para sus compañeros en el Frente. El jefe de Gobierno ha crecido en las encuestas rumbo a la elección presidencial y ha solicitado no dar por sentada la candidatura de Anaya, quien registra un estancamiento en los sondeos si no una caída.

La propuesta de Movimiento Ciudadano no cayó bien dentro del PRD. “El modito es lo que no termina gustando… son cosas que tendrán que abordarse en su momento y tendrán que ser resueltas por consenso”, dijo el diputado del PRD Jesús Zambrano, uno de los legisladores que más ha trabajado por la alianza con la derecha. Dante Delgado no ha dejado pasar la oportunidad de responderle. “No podemos estar como estamos hasta hoy sin hacer acciones definitivas. Tenemos que construir un acuerdo definitivo”, dijo al diario Reforma.

Mancera fue respaldado este lunes por el resto de aspirantes del PRD a encabezar el Frente. El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, y el de Morelos, Graco Ramírez, declinaron sus intenciones en favor del jefe de Gobierno, quien no está afiliado al PRD. Mancera ha pedido detallar el método de selección para definir al abanderado presidencial. Este no se ha hecho público. La coalición debe ser registrada el próximo 14 de diciembre, fecha en la que arrancan las precampañas.

Sin embargo, la compleja vida interna del PRD, un partido fracturado y disminuido ante el crecimiento de Morena, agrega presión al ya de por sí agobiado Frente. Guadalupe Acosta Naranjo, diputado del PRD, estuvo al tanto de las negociaciones que la coalición llevó a cabo el fin de semana para repartir espacios y posiciones. El 1 de julio, además de la presidencia, serán elegidos 3.415 cargos. Se renovará la Cámara de Diputados y de senadores, y se celebrarán 30 elecciones locales. El legislador, y otros militantes del PRD, se han impuesto como fecha fatal para alcanzar un acuerdo el sábado 9 de diciembre, el último día de Barrales en la presidencia del partido. Un acuerdo posterior a esta fecha es poco probable, consideran los perredistas.

En su génesis, los padres del Frente dijeron que buscaban que un ciudadano sin partido abanderara la coalición. La idea fue posteriormente desechada y los militantes de los tres partidos comenzaron a hablar de cuotas que pudieran satisfacer a las tres fuerzas políticas, que representan organizaciones ideológicas de derecha, izquierda y centro izquierda. El Frente tiene tres días para afianzarse y seguir la carrera rumbo a la presidencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s