Y en 2024… ¡Enrique de la Madrid!

DR. LORENZO CÓRDOVA VIANELLO,
CONSEJERO PRESIDENTE DEL INE:

Resultado de imagen para LORENZO CÓRDOVA VIANELLO

 

+El mejor maestro es el tiempo:

Incluso sin que hagas preguntas,

te da las mejores respuestas

Santiago Moll

 

Siento mucho insistir con este tema, pero es que debemos entender para qué queremos ser una democracia:

En alguna entrega anterior les recordé que las mejores democracias del mundo están en aquellos países que han alcanzado desarrollos sobresalientes en numerosas tareas, incluida la electoral, con un número de apenas dos y a lo sumo tres partidos políticos, mientras las democracias menores se pertrechan de cuantos partidos quiera tener su población —tras la cual suele haber vivillos cazafortunas— para demostrar así lo abiertas y libérrimas que son…

… Hasta que llegan las épocas electorales y se miran esas democracias en la triste y cara situación de ver que sus partiditos políticos se afanan en quedar bien con los mayores para formar con ellos alianzas que les permitan, si ganan manteniendo una desmirriada pero legal cifra de militantes, proseguir su rumbo como una cómoda forma de vivir, ¡generalmente muy bien! de sus dirigencias, bien colgadas de la ubre presupuestal.

Espero que pronto maduremos y entendamos que gastar dinero en esas descocadas maneras democráticas, abona con singular alegría al subdesarrollo económico… Lo mejor sería no mimar más al PRI con la atomización de los votos y concentrar el esfuerzo en tres partidos, si muchos; y se refuercen con la militancia de los talentos que luego se pierden bajo las escasas aguas de los charcos mal llamados partidos políticos.

… Porque volviendo al PRI, da pena que muchos de sus militantes se pierdan en el tiempo y se queden flotando en puestos útiles, pero menores a sus capacidades.

Pongo el ejemplo de Enrique de la Madrid Cordero; hijo, sí, del presidente Miguel de la Madrid, sólo que nunca tuvo tiempo para convertirse en hijo de papi porque prefirió invertirlo en prepararse lo mejor posible para ser útil dondequiera, según los buenos principios humanos y sociales que sus padres le enseñaron. ¿O alguien lo vio, como a por lo menos un hijo de don peje López, chocando coches oficiales y vistiendo de los pies al cuello como señoritingo clásico…? Basta ver su currículo, donde aparece clara la anuencia de papi para darse gustos vanos.

Las oportunidades que da la vida sólo las multiplica la credencial de una sólida formación y una experiencia forjada en la brecha. Enrique no difiere gran cosa frente a Meade, pero sólo se puede apostar a un presidente por sexenio… Estar bien pertrechado, académicamente hablando, no es cosa de señoritingos que perdieron el tiempo en la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM, soñando con volverse gandhis del edén y luego presidentes de México y se inconforman con todo lo que no pueden hacer porque nunca se preocuparon por ser más que la mediocre medianía de los que pasaron por las aulas para ilustrar su plumaje…

Por eso, desde hoy apuesto por EMC para julio del 2024.

Resultado de imagen para ¡Enrique de la Madrid!

 

Internet: m760531@hotmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Anuncios

Comentários no Facebook