El valle de México, de nuevo irrespirable

By: El País

Vista de la Ciudad de México del pasado 14 de diciembre.
Vista de la Ciudad de México del pasado 14 de diciembre. CUARTOSCURO

La contaminación está ahogando al valle de la Ciudad de México. Con un índice de hasta 127 puntos de partículas suspendidas, según los datos más recientes del Sistema de Monitoreo Atmosférico, la mala calidad del aire de esta zona que abarca a más de 21 millones de habitantes, supone un riesgo para los niños, los ancianos y personas que realicen actividades físicas al aire libre.

Tepotzotlán, Ecatepec, Tlalnepantla, Tultitlán y Coacalco son los municipios mexicanos que más polución en el valle de México con puntuaciones por encima de los 101 puntos de partículas suspendidas, mientras que en la Ciudad de México también se ha alcanzando hasta 105 puntos de polución en las delegaciones como Cuajimalpa, Coyoacán y Venustiano Carranza, esta semana.

Este alto grado de contaminación se traduce en molestias físicas para los viandantes. Alejandra Ávalos, de 29 años, explica que la contaminación en esta temporada invernal agrava su alergia al polen. Esta semana ha padecido comezón en el paladar, picazón en la garganta y constantes estornudos. “A mí los doctores me han dicho que sí tiene que ver con el polen de las plantas y de la contaminación, he pasado inviernos en otras ciudades como Acapulco pero no me pasa lo mismo”, explica.

Estas malestares podrían mantenerse porque la mala condición del aire amenaza con encallar en los próximos días en el valle de México. “Las condiciones atmosféricas continuarán siendo desfavorables, por lo que el índice máximo de este contaminante se ubicará en el rango identificado como mala”, según las previsiones del Gobierno de la Ciudad de México. La polución amaga una vez más a una capital que en este año ha registrado cuatro contingencias ambientales con índices de contaminación de hasta 186 puntos.

Ante esta alza en el grado de contaminantes en el ambiente, las autoridades locales han recomendado que se limiten los esfuerzos prolongados al aire libre, principalmente en niños, ancianos y personas con problemas cardiovasculares. Las alertas se encienden, en paralelo a las críticas por la reciente decisión del Gobierno capitalino de suprimir la verificación vehicular durante el primer semestre del 2018, lo que supone que los automóviles podrán circular sin controles de emisiones contaminantes, agravando el problema de la contaminación.

En una ciudad con cinco millones de vehículos, la regulación ambiental de estas unidades debe ser una de las prioridades para atajar el deterioro atmosférico, advierte el Centro de Estudios Mario Molina. En su más reciente análisis sobre la calidad del aire del Valle de México este organismo señala que es casi nulo el cumplimiento de la verificación vehicular, un sistema que además es poco confiable. “La verificación vehicular en la Zona Metropolitana del Valle de México no está funcionando, ya que el sistema está rebasado por prácticas de corrupción inaceptables”.

El centro de análisis presidido por el premio Nobel de Química, Mario Molina reconoce que a la vigilancia de las emisiones contaminantes de los automóviles se deben sumar medidas para reducir la polución industrial, así como la contención de la mancha urbana que genera una sobremovilidad en el valle de México.

Una mujer con cubrebocas por la contaminación.
Una mujer con cubrebocas por la contaminación. CUARTOSCURO

En una ciudad con un parque vehicular que ronda los cinco millones de unidades, el control de los automóviles debe ser uno de los focos de atención para reducir la contaminación advierte el Centro de Estudios Mario Molina en su más reciente análisis sobre la calidad del aire del  “La creciente congestión vehicular es un factor que cada vez pesa más en la mala calidad del aire del Valle de México. Además, genera un deterioro significativo en la calidad de vida y la productividad de los ciudadanos, y reduce la competitividad de la ciudad” diagnostica este organismo.

Anuncios

Deja un comentario