EE UU elimina las alertas de viaje para las zonas turísticas de México, a pesar de la violencia de los últimos meses

By: El País

Washington retira las restricciones para los turistas que visitan la Riviera Maya y Baja California Sur.

Un agente de la Gendarmería vigila las inmediaciones de la zona hotelera de Cancún
Un agente de la Gendarmería vigila las inmediaciones de la zona hotelera de Cancún ELIZABETH RUIZCUARTOSCURO

La Riviera Maya y las playas de Baja California Sur no representan ningún peligro para los visitantes estadounidenses. Así lo ha establecido la última actualización de las alertas de viaje que ha dado a conocer Washington este miércoles. Las nuevas recomendaciones sustituyen a las que se emitieron el pasado 22 de agosto y que incluían dentro de la “lista negra” a varias zonas turísticas de México como Cancún y Los Cabos.

El Departamento de Estado ha aseverado que continúan los problemas de seguridad en varias regiones de su vecino del sur, pero ha suspendido las restricciones en Cancún, Cozumel, Playa del Carmen, Tulum, así como otros destinos de la Riviera Maya, en el Caribe mexicano. Las autoridades estadounidenses han dicho también que sus ciudadanos están fuera de peligro al visitar Cabo San Lucas y San José del Cabo (conocidos en el ámbito turístico como Los Cabos), así como La Paz, en la parte meridional de la península de Baja California.

Baja California Sur, un Estado tradicionalmente alejado de los problemas de inseguridad que acosaban a otras zonas del país, sufrió en 2017 una ola de violencia sin precedentes. En tan solo un año la tasa de homicidios casi se triplicó. Entre enero y noviembre hubo 499 homicidios dolosos, en comparación con 171 en el mismo periodo de 2016, de acuerdo con cifras oficiales.

Las otrora pacíficas playas de esa entidad se habían afianzado como un destino predilecto para los retirados y los universitarios que pasaban las vacaciones de primavera (los llamados spring breakers). Hoy el Estado tenía la tercera tasa de asesinatos más alta de México. Las autoridades estatales han dicho que el aumento súbito de la violencia se debe a un conflicto entre grupos criminales, pero han desestimado que se trate de una situación de alarma, aunque sí es “preocupante”.

Cancún, la joya de la corona del turismo en México y la ciudad más visitada del Caribe, vivió varios episodios de violencia el año pasado: tiroteos en pleno centro de la ciudad y en clubes nocturnos, persecuciones policiales, cobro de derecho de piso y un aumento de los robos. Entre enero y noviembre de 2016 hubo 155 homicidios dolosos en Quintana Roo, el Estado que agrupa los destinos de la Riviera Maya. Un año después hubo 322, más del doble, según datos oficiales.

La actualización de las alertas ha sido vista como una buena noticia para ambas regiones, cuya economía depende en gran medida del turismo y el sector servicios. También ha sido una sorpresa, ya que México cerró 2017 como el año más violento en los últimos 20 años. A pesar de los problemas de seguridad, el número de turistas internacionales aumentó de 2016 a 2017 en todo el país. Entre enero y octubre de 2017 hubo más de 31 millones de visitantes extranjeros, un 11,9% más que el año anterior.

Otro desarrollo turístico mexicano, La Riviera Nayarit —en la costa del Pacífico—, ha sido exento de la lista de advertencias, aunque Washington ha instado a sus ciudadanos a que eviten visitar el resto del Estado de Nayarit. Guadalajara y Puerto Vallarta, en el vecino Estado de Jalisco también han sido excluidas. El Gobierno mantiene las alertas sobre Acapulco, entre las playas que solían ser más frecuentadas por los turistas estadounidenses. Washington ha urgido a no visitar cinco Estados mexicanos: Colima, Guerrero, Michoacán, Sinaloa y Tamaulipas.

Estados Unidos ha sacado, además, a Cuba de la categoría “no viajar” en sus alertas. Washington pedía a sus ciudadanos que no viajarán a la isla después de los supuestos ataques sónicos a la Embajada estadounidense en La Habana. Ahora ningún país americano ni europeo pertenece a esa clasificación. La Casa Blanca aún recomienda “reconsiderar el viaje” a Cuba “por riesgos para la seguridad”, así como a Venezuela, Haití, Honduras, Guatemala y El Salvador.

Deja un comentario