¿Marruecos puede ser sede del Mundial? Aún no se conocen los detalles de su candidatura

By: New York Times

Un oficial de seguridad en el Estadio Mohammed V de Casablanca donde se celebra el Campeonato Africano de Naciones. Cinco meses después de postularse para organizar la Copa del Mundo de 2026, Marruecos ha proporcionado pocos detalles sobre sus planes para el evento. CreditAbdeljalil Bounhar / Associated Press

Al parecer, la principal característica de la postulación de Marruecos para ser la sede de la Copa del Mundo en 2026 es que nadie habla de eso. En contraste con la candidatura conjunta de Estados Unidos, México y Canadá —una propuesta que fue anunciada en agosto pasado con un gran despliegue publicitario y la firma de contratos en lo más alto de la Freedom Tower de Nueva York— Marruecos reveló su participación con un comunicado de dos oraciones.

Cinco meses después, los funcionarios del fútbol marroquí han ofrecido pocos detalles sobre sus planes para ser los anfitriones del evento deportivo más grande del mundo.

Apenas la semana pasada, Marruecos nombró a un presidente para su comité de candidatura. Hasta ahora no hay un logotipo para el material publicitario, no existe un lema que se pueda promocionar en las noticias y no hay una planeación para construir un estadio deslumbrante que pueda convencer a los potenciales votantes de su postulación. Ni siquiera se ha creado un sitio web.

En el pasado, los comités encargados de las candidaturas han tomado en cuenta todos estos requisitos mucho antes de la votación y los representantes de los países postulados suelen realizar viajes de campaña por todo el mundo con el fin de garantizar el apoyo necesario para ganar la elección. Además suelen exponer con antelación sus planes para la celebración de los partidos, el transporte y el hospedaje.

La semana pasada, una gran cantidad de funcionarios del fútbol local recularon cuando les pidieron que comentaran sobre los planes y se negaron a discutir de forma oficial la postulación. En las calles laberínticas de Casa blanca, algunos comerciantes —como Abdulrahman Koudri, quien vende pescado y se describe como aficionado al fútbol— comentaron que no tenían idea de que Marruecos se estuviera postulando para el que sería el evento deportivo más grande que se haya celebrado en el continente africano.

A pesar de que los aficionados seguramente le darían la bienvenida al torneo —Marruecos sufre de una compulsión por ser la sede del Mundial porque ya ha fracasado en cuatro pujas para albergar la justa mundialista—, la gente que hablaba de fútbol estaba más preocupada por el campeonato continental que este mes se realizará en ese país.

Mientras tanto los rivales de Marruecos del otro lado del Atlántico le llevan meses de ventaja: su comité multinacional de catorce miembros y el equipo ejecutivo de cuatro personas ya han elaborado una lista de cuarenta y una ciudades sede.

Hace mucho tiempo que los tres países determinaron la cantidad de partidos que se llevarían a cabo en cada nación. Esa planeación exhaustiva y el objetivo de expandir el torneo a 48 equipos han hecho que los norteamericanos sean los favoritos para organizar el evento cuando la FIFA se reúna el 13 de junio para escoger al anfitrión de la Copa del Mundo de 2026.

En privado, los directivos del fútbol marroquí le restan importancia a las dudas sobre su candidatura. Insisten en que tienen los recursos para albergar el evento. Ahora que el soberano del país, el rey Mohamed VI, ha nombrado como presidente de la comisión a Moulay Hafid Elalamy, el ministro de Industria de la nación, muchos aseguran que el esfuerzo tendrá mayor visibilidad.

Continue reading the main storyFoto

Fanáticos marroquíes antes de un partido contra Mauritania celebrado en Casablanca. Marruecos también se postuló en 1994, 1998, 2006 y 2010 para ser la sede de la Copa del Mundo. CreditAbdeljalil Bounhar / Associated Press

Un vocero de la federación de fútbol afirmó que nadie estaba autorizado para declarar porque aún faltaba que se diseñara una estrategia de comunicación. Hace poco tiempo, Marruecos contrató a Vero Communications, una empresa con sede en Londres, para que ayudara a crear su mensaje. Vero trabajó para que Catar obtuviera el Mundial de 2022 y París, los Juegos Olímpicos de 2024 (en noviembre, Catar anunció que apoyará la candidatura de Marruecos). La semana pasada esa empresa confirmó que estaba trabajando con Marruecos en un comunicado de prensa, pero no se ha anunciado nada más.

Los países de Norteamérica tienen muchas ventajas por sus estadios, hoteles e infraestructura que ya está construida, además de las proyecciones de superar todos los récords de ganancias. Sin embargo, la naturaleza de la votación indica que Marruecos podría ser un oponente más fuerte de lo que se espera.

Por primera vez, la FIFA ha cambiado sus reglas para dejar la elección del país sede en manos de todos sus miembros, un privilegio que hasta ahora se había reservado para el consejo ejecutivo. Para ganar los candidatos deben convencer a la mayoría de los líderes de las 211 federaciones de la FIFA y Marruecos ya ha comenzado una ofensiva entre ese grupo de directivos.

La semana pasada, en una reunión de consejo de la Confederación Africana de Fútbol (CAF), una de las seis confederaciones del fútbol mundial, Marruecos realizó una propuesta para asegurar los campos de entrenamiento, los costos de los viajes e incluso los proyectos de estadios para algunas de las 54 naciones miembro de la FIFA que pertenecen al continente. Artur Almeida e Silva, el presidente de la federación angoleña de fútbol, dijo que la motivación de Marruecos era altruista.

“La postulación no debería verse como un intercambio de algún tipo”, afirmó Almeida e Silva, quien predijo que la mayoría de las naciones africanas respaldarían la candidatura de Marruecos.

En una reunión que se celebrará el próximo mes, los directivos de la CAF tomarán la decisión sobre el respaldo en bloque a Marruecos. El presidente de la CAF, Ahmad Ahmad de Madagascar, respaldó a Marruecos al asegurar que la realización del regreso en África era “legítima”. “Los apoyo sin ninguna reserva”, comentó Ahmad en una conferencia de prensa reciente.

En marzo, los organizadores de Marruecos y Norteamérica deben presentar los detalles técnicos de sus candidaturas a la FIFA, la cual posteriormente distribuirá una evaluación técnica a sus asociaciones miembro. La FIFA se ha reservado el derecho de rechazar cualquier candidatura si sus planes no cumplen los nuevos requisitos establecidos en octubre pasado.

La mejor esperanza de Marruecos podría ser un estímulo poco común del presidente Donald Trump. Uno de los primeros actos de Trump fue firmar una prohibición de ingreso a Estados Unidos para ciudadanos de siete países predominantemente musulmanes, entre ellos, varios africanos. Hace poco, el mandatario encendió nuevas controversias cuando se dijo que había menospreciado a los inmigrantes de Nigeria y otros países africanos.

Continue reading the main storyFoto

Marruecos está organizando actualmente el Campeonato Africano de Naciones, el último gran torneo internacional antes de que la FIFA escoja al anfitrión del Mundial de 2026 en junio, pero ha hecho poco para promover su postulación. CreditAbdeljalil Bounhar / Associated Press

Kwesi Nyantakyi, el presidente de la federación ghanesa de fútbol y el primer vicepresidente de la CAF, dijo que estaba convencido de que la candidatura de Marruecos podría ser una sorpresa. “Cuando hay dos candidatos, las probabilidades son de 50 por ciento para cada uno, y África respaldará a Marruecos”, comentó.

Los directivos marroquíes reconocen que su candidatura no puede competir con las proyecciones de taquilla y alojamiento de Norteamérica, pero planean recalcarle a la FIFA que su país está mejor situado para transmitir más partidos en horario estelar en Europa y sugieren que eso podría elevar el valor de los derechos de transmisión por televisión en más mercados.

Aunque otro mundial en Norteamérica podría ser un evento monumental, al establecer récords de asistencia y de ganancias, el fútbol es una pasión nacional en Marruecos. En cualquier ciudad de este país de 35 millones de habitantes hay una omnipresencia visual y sonora de los niños que patean balones de fútbol, incluso en las instalaciones de la imponente Mezquita Hassan II o en las puertas del mercado decimonónico de la capital.

Deja un comentario