La OCDE, la droga, el crimen y México

MÍSTER TRUMP:

Resultado de imagen para trump

+No es una guerra contra las drogas,

es una defensa de nuestra mente”

Bertha K. Madras

drogra,

Hace escasos días, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, publicó su última medición sobre la criminalidad en los países que la  integran y otorgó un nuevo liderazgo mundial, en esta materia, a México, país cuya población tiene un ingreso promedio de 17 mil dólares de su PIB anual y un  total promedio de 86.5 crímenes, también anuales, por  millón de habitantes.

Su país,  míster Trumpno toca mal las rancheras, pero solo alcanzó el tercer lugar del conteo entre los 32 miembros de la OCDE con un ingreso anual promedio de 58 mil dólares de su PIB y 31.5 muertos con arma de fuego, sólo  debajo de Luxemburgo  y Noruega, con 102 mil y 59 mil dólares de sus PIB anuales por habitante y apenas 1.7 muertos por bala, Luxemburgo y  0.4  por millón, Noruega…

Turquía alcanzó el segundo lugar de la tabla con 25 mil dólares de ingreso anual promedio de su PIB y 32.8 homicidios con arma de fuego por cada millón de turcos y si miramos ahora al revés la lista de muertes violentas por arma de fuego en países de la OCDE, veremos a Islandia como último, con cero muertos por violencia y 50 mil dólares de ingreso anual por habitante y a Japón en el penúltimo lugar con 0.3 de un  muerto violentado por millón y con 43 mil dólares de ingresos del PIB anual por hombre vivo.

En medio de estos cinco países, las situaciones de todo el resto varían de más a menos y de menos a más en el curso del último año económico-demográfico de las grandezas, medianías y miserias del mundo; pero como usted ha visto y contado, la parte principal y peor del último grupo de condiciones planetarias, referidas en exclusiva a la tendencia criminal de los seres humanos, quedaron repartidas entre ustedes, los estadunidenses y nosotros, los mexicanos.

Pero mi país, tan envidioso que siempre se ha mostrado frente al suyo en cuanto a sacar la pistola —al sur— y el rifle de combate militar —en el norte—, incluso los chavitos que desde su tierna edad se entrenan con sus compañeritos de escuela; mi país, le decía, presidente, pasó como aplanadora por encima del suyo al lograr un número severamente mayor que el suyo en cuestiones de criminalidad con sus 86.5 muertos a balazos por cada millón de habitantes,  ¡casi tres veces la cifra de ustedes..!

… Y la gran mayoría de esos muertos lograda como parte del esfuerzo que México realiza para pertrechar con drogas de buena calidad y magnificos efectos a la creciente cantidad de viciosos que han sido la pesadilla de Bertha K. Madras, autora del epígrafe de esta entrega, maestra de la Escuela de Medicina de Harvard y luchadora constante y apasionada contra el consumo de sustancias enervantes que desde los gobiernos de al menos el siglo pasado y el actual, se ha proporcionado a la población joven de su Nación cuando es reclutada por ley y enviada a luchar por la Patria en las guerras propiciadas a beneficio cuasiexclusivo de la industria militar estadunidense…

Sí, míster Trump, nuestros muertos violentos lo han sido, casi en todos los casos, con armas fabricadas en Estados Unidos y vendidas y entregadas de contrabando a nuestros narcotraficantes, de manera que no se  moleste más por la derrota que les infligimos el año pasado: también ustedes se llevaron las ganancias…

 

Internet: Lmendivil2010@gmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Anuncios

Comentários no Facebook