La amnistía y la Ley de Seguridad Interior son viables para buscar la paz

By: HuffPost

Estos son los grandes retos de la próxima administración en seguridad interior y exterior.

CARLOS JASSO / REUTERS
REUTERS/Carlos Jasso

“La amnistía es la única propuesta diferente, pero López Obrador nada más la ha sugerido, hace falta que la detalle porque está abierta a interpretaciones”, sentencia Juan Carlos Montero, profesor de cátedra de la Escuela de Ciencias del Tec de Monterrey. “Las organizaciones criminales son complejas y se pueden categorizar entre quienes producen, comercializan y poseen el negocio. Es viable una amnistía para campesinos y personas que fueron esclavizadas para sembrar.”

Desde la perspectiva del profesor, la amnistía se ha tocado de manera superficial por todos, incluyendo por su principal impulsor, eso ha provocado que cualquiera pueda interpretarla a conveniencia. Además, para él, estamos frente a la disyuntiva de elegir una nueva estrategia o seguir por el mismo camino, en mayor o menor medida.

Sin embargo, la Ley de Seguridad Interior debe ser conservada, pues ha brindado un marco legal para que los cuerpos militares puedan actuar durante un determinado periodo. “El problema con esta ley es que trata de un tema que no está contemplado en nuestra Constitución: la seguridad interior, aunque preocupa que implica romper con el orden federal”, explica el catedrático del campus Monterrey.

CARLOS JASSO / REUTERS
REUTERS/Carlos Jasso

Para el especialista en seguridad pública, seguridad nacional e inteligencia estratégica, el echar mano de las fuerzas armadas ha sido justificable porque el gobierno se ha quedado sin herramientas y no había más alternativas. El uso del Ejército sí ha dado resultados a mediano y largo plazo, y la violencia es resultado del combate frontal de los cárteles de la droga. “(El uso del Ejército) sí ha sido positivo, pero es costoso, para la sociedad y el gobierno.”

En cuanto a la seguridad interior, explica el catedrático, es primordial disminuir la tasa de homicidios que este año se ha revelado que es la más alta en los últimos 10 años. “Es urgente reducir la violencia en Jalisco, Guerrero y Tamaulipas. Pero también es importante atender el robo a transeúntes y vehículos”, explica.

Dentro de los retos que tiene la próxima administración está la continuidad al crimen organizado y la trata de personas. “Las policías estatales se han enfrentado de forma muy pobre al crimen, no conviene llenar las cárceles de narcomenudistas, porque no son los grandes criminales. El problema es que los gobiernos, por ejemplo, de Ciudad de México es que habían tolerado a las organizaciones criminales y hoy se les salieron de las manos”, abunda.

AFP/GETTY IMAGES

 

Frente al mundo, México tiene el gran problema de la migración, pues ya no es solamente una ruta de paso, el flujo de migrantes es tal que muchos se están quedando aquí. “Se tiene que poner especial atención, no es problema de facto, pero sí es un foco de riesgo. Muchos migrantes, en su deseo de sobrevivir a como dé lugar, podrían enrolarse en el crimen organizado”, explica.

Desde su punto de vista, y aunque al interior del Tec de Monterrey se mantiene una postura en contra, el investigador dice estar a favor de la legalización o la desregulación de la marihuana, aunque esto no signifique propiciar su uso. “En términos económicos, podríamos estar perdiendo un área de oportunidad frente a la legalización en algunos estados de Estados Unidos.”

Montero explica que se tiene que conseguir la paz y no pacificar, pues pacificar implica un golpe y no se puede buscar la paz a través de la violencia.

Deja un comentario