La vieja estafa maestra

DR. DAVID COLMENARES PÁRAMO,

AUDITOR SUPERIOR DE LA FEDERACIÓN:

+Cuando la estafa es enorme,

ya toma un nombre decente

Adelardo López de Ayala

Lo mejor que podrá usted hacer para terminar con la corrupción, será atacar hechos como éste que enseguida le transcribo. Si tan cierto parezco estar, es porque lo sufrí en carne propia. Ocurrió entre noviembre de 2012 y concluyó en mayo de 2015:

“Al inicio del año pasado (2012), Carlos Olmos, entonces director general de Comunicación Social de la Secretaría de Salud, recibió instrucciones de Alejandra Sota para iniciar la última etapa de divulgación anterior a la campaña presidencial, en mayo, de la obra del gobierno que concluía y Salud era uno de los rubros principales. Olmos dijo que no tenía presupuesto pero la respuesta fue que la vocera presidencial Sota,ya le gestionaba las partidas correspondientes…

“Concluyó la difusión de los promocionales en radio,  televisión e impresos; terminó la campaña, pasó la elección y las cosas proseguían normales, hasta que en octubre la oficina de Olmos comenzó a informar que no había presupuesto para pagar… Nunca supe qué hizo si algo hizo- Alejandra Sota, al respecto; solo sé que Olmos intentó, como en años anteriores había hecho y además logrado, que la Secretaría de Hacienda autorizara recursos adicionales a las partidas autorizadas del ejercicio anual, pero en el final del sexenio de Calderón la cosa

cambió y la respuesta fue negativa.

Cambió el gobierrno y todo quedó como Sota lo dejó y ya luego se fueron conociendo otros rejuegos que la vocera presidencial hizo, en abierta violación a la normatividad en cuestiones de comunicación. Hay acusaciones muy graves en su contra que obviamente comparte con muchos de sus colaboradores en las diversas dependencias federales y que se concretan en el concepto de malversación de fondos.

“Ignoro cuántos de los colegas y empresas de comunicación  integrantes de la lista de perjudicados, incluidas las empresas fantasmas.., que tal vez hayan sido las únicas que fueron atendidas y favorecidas… porque el resto de periodistas y empresas de comunicación contratados, enfrentan problemas económicos de distinta magnitud que nada hicieron para merecer;  y si ya la lista oficial es del dominio público, ha llegado la hora de demandar, todos los perjudicados que quieran, la justicia que tienen derecho a recibir…”

La empresa DELFOS Comunicación, Mercado y Prospectiva que usted conoce y sabe que es de mi propiedad mayoritaria, fue una de las malheridas.

Primero traté de arreglar, por la buena, el problema, temeroso de que intentaran reventarla (como ya, en realidad, lo hacían), pero algunos funcionarios de Salud y de la propia Presidencia, me dijeron que había instrucciones de no atentar contra ninguna denuncia legal y aunque el problema tardó en concluir con pérdidas que para mí eran (y son) mortales, el caso llegó al final. No recuperé la totalidad del daño porque el-señor-gobierno se niega a cargar con los gastos y las costas de los casos que pierde.

Pero el caso, en realidad, no estaba arreglado porque bien sabe usted, auditor Colmenares, que si una institución federal quiere gastar menos, recurre a otra institución federal dedicada -en este caso- al negocio publicitario; la primera omite así el sus obligaciones fiscales y ya se había establecido la norma de canalizar la contratación de los servicios publicitarios hacia los Estudios Churubusco, empresa cinematográfica, pero Hacienda había cerrado los ojos y tan bien les salió éste y otros programas de comunicación que legalizaron la transa, pero solo supuestamente, señor auditor superior, ya que hasta que ya entrado en la mitad de su período, el actual  y hoy saliente gobierno federal priista decidió legalizarla entera y, digamos, limpiar de culpas a la corrupción panista y beneficiaria de servidores públicos tan ladinos y avorazados que nomás espulgue, doctor Colmenares, un poco y encontrara la fortuna de Alí Babá, repartida, naturalmente, en numerosas manos…

Esto que le he contado es uno de las quién sabe cuántas centenas o millares de negocios, como  la trampa maestra de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano a cargo de Rosario Robles, que mucho deben agradecer a doña  Alejandra Sota el haber iniciado, en los territorios de la comunicación social, la era de la corrupción legal y ahora ya intenta valerse de su buena relación con José Antonio Meade para que, si él llega a Los Pinos, la lleve y así logre montar el inmenso aparato necesario para administrar la trampa comunicacional legalizada,al menos, durante el siguiente sexenio, pero completo.

EL PASADO DIA 8 DE MAYO…

… el cable que abastece el servicio de Internet en el área Telmex Naucalpan-Tecamachalco se trozó y se conserva, tranquilo y descansado, enfrente mismo a un enorme centro técnico de Telmex, sobre la avenida de las Fuentes del fraccionamiento Tecamachalco, en Naucalpan, Estado de México. Pero ni por estar en ese sitio donde gran parte de su personal ha visto el cable tirado, inutil, el servicio de reparaciones Naucalpan-Tecamachalco cumple lo que ofrece. Vivo cerca de allí, así que soy de los millares de damnificados a quienes se ofreció reparar un problema que es de la empresa y no de nosotros, en un plazo de dos a cinco días, pero ya se acabó la semana y ayer el telefonista del call center Telmex Naucalpan-Tecamachalco pidió entre 24 y 48 horas más de pacienciaEspero que los directivos de la empresa puedan entender que deben verificar la responsabilidad de su personal y por fin nos cumplan con el servicio que pagamos por recibir)…

Internet:Lmendivil2010@gmail.com

Facebook:Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Anuncios

Deja un comentario