Lo que los candidatos no han hablado sobre el futuro tecnológico de México… y lo que sí han dicho

By: huffigton Post

GETTY IMAGES
Es importante considerar cómo aplicar las tecnologías emergentes, como blockchain o Inteligencia Artificial, para responder a problemáticas concretas y estructurales, como salud o educación.

Estamos celebrando estas elecciones en medio de una fuerte crisis política y social. En este contexto, temas como seguridad, corrupción y violencia dominan el discurso público mientras la tecnología, la cultura o la ciencia quedan al margen de los discursos electorales.

¿Por qué hablar de tecnología cuando hay asuntos mucho más urgentes? En un país con problemas cada vez más complejos, desde la educación hasta la corrupción, la tecnología tiene el potencial de acompañar y amplificar los procesos cívicos y sociales que buscan encontrar soluciones. El 63.9% de la población tiene acceso a internet, solo el 28%[1] usa tecnología para interactuar con el gobierno, pero casi el 97% lo usa para informarse y el 90% para comunicarse.

La tecnología tiene el potencial de tender puentes entre el gobierno y la ciudadanía. Una madre soltera, un estudiante o cualquier persona puede encontrar nuevas formas de comunicarse y de participar usando herramientas digitales: realizando un trámite, votando una consulta pública, o incluso vigilando a sus representantes. Un gobierno con presencia digital puede acercarse a sus ciudadanos de manera más eficiente.

La tecnología tiene el potencial de tender puentes entre el gobierno y la ciudadanía.

El último debate presidencial este 12 de junio tocará el tema de tecnología. Por ello, analizamos las agendas digitales de cada candidato.

¿QUÉ PROPONEN?[2]

  1. Ricardo Anaya

Promueve el acceso universal a las tecnologías de la comunicación y la información como un derecho para reducir la brecha digital, así como el diseño de una agenda digital para el país. Su plataforma hace énfasis en el derecho a la privacidad, la seguridad de los datos personales y la libertad de expresión en redes. En su decálogo México Digital ¡Ya! propone digitalizar toda la actividad de servicios públicos y el gobierno.

A pesar de tocar temas importantes, no especifica cómo planea alcanzar estos objetivos, no hace ninguna mención a datos abiertos o rendición de cuentas y su plan no incluye la articulación con la comunidad tecnológica o sociedad civil.

  1. AMLO

En el Plan de Nación 2018-2024 plantea una estrategia de Ciencia y Tecnología para aumentar el nivel de inversión nacional del 1% del PIB en este rubro, ampliar la cobertura de banda ancha en zonas marginadas y fomentar el desarrollo de alta tecnología en México.

Su propuesta se refiere a la tecnología en un sentido más amplio, hablando muy poco de tecnología digital. Aunque menciona su uso como herramienta para mejorar los procesos, actividades y servicios, no especifica cómo. Por último, a pesar de que habla de la colaboración con la comunidad científica, no hace referencia a la tecnológica o a canales claros de participación.

  1. José Antonio Meade

Propone una continuación de los esfuerzos de la Estrategia Digital Nacional (EDN). Busca proveer servicios digitales seguros, personalizados y trazables. Tiene tres ejes: (1) Inclusión, para garantizar los derechos, igualdad y mejorar calidad de vida; (2) Personalización de la relación del ciudadano con el gobierno e, (3) Impacto para generar las capacidades y mecanismos de la economía e industria digital.

A pesar de ser la más detallada y la que más toca el tema de las tecnologías emergentes, habla poco de lo ya aprendido con la EDN. La estrategia está altamente centralizada en el gobierno federal sin hablar de cómo bajar las capacidades a los municipios y estados, algo que faltó en los últimos 6 años.

  1. Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”

No menciona ninguna propuesta tecnológica en su plataforma, aunque ha hecho declaraciones sobre utilizar tecnología en algunos contextos. Se contactó a su campaña vía WhatsApp sin respuesta.

¿QUÉ FALTA EN LA CONVERSACIÓN?

1. Cómo utilizamos tecnología para resolver problemas públicos

El acceso a las tecnologías es muy importante, pero también cómo las utilizamos: para responder a problemáticas concretas, mejorar la interacción ciudadanía-gobierno y habilitar canales de participación. Es importante también considerar cómo aplicar las tecnologías emergentes, como blockchain o Inteligencia Artificial, para responder a problemáticas concretas y estructurales, como salud o educación.

2. Cómo fomentamos e impulsamos el desarrollo de tecnología por y para el país

En este momentum de innovación tecnológica podemos cambiar la apuesta de ser maquila tecnológica y pasar a producir productos tecnológicos propios. Utilicemos los incentivos, el aumento de inversión y la creación de instituciones especializadas para apoyar a impulsar la tecnología desarrollada en México.

3. Cómo mejoramos el uso de la tecnología en la administración pública

Los problemas de las administraciones públicas son muy similares en los 3 niveles de gobierno: las adquisiciones, eficientizar los procesos, dar servicios digitales, por mencionar algunos. Es necesario tener esquemas flexibles para democratizar las compras gubernamentales, estrategias de datos abiertos orientadas al impacto y elevar el nivel de las tecnologías para gobierno que mejoren la eficiencia interna y la participación de la ciudadanía.

4. Cómo implementar estas estrategias en los estados y municipios

En una agenda digital es importante definir una estrategia que coordine esfuerzos, conecte problemáticas y genere capacidades no sólo a nivel federal, sino nivel estatal y municipal, que normalmente son el primer punto de contacto de un ciudadano con su gobierno.

Ante la transición, el reto de los candidatos es explicar cómo llevarán a su gobierno a la era digital, cómo utilizarán la tecnología para acercarse a la ciudadanía y cómo la aprovecharán para hacer frente a los problemas del país.

Anuncios

Deja un comentario