¿Sueldos por medioenseñar..?

LIC. ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR:

+Si el emperador me

quiere, que me pague

Wolfgang A. Mozart

CIUDAD DE MÉXICO.- ¿Por qué Mozart demandaba al emperador que le pagara?

Primero, porque todo aquel que trabaja debe recibir un sueldo.

Segundo, porque debe mantenerse él y mantener a su familia.

Tercero, porque tiene derecho a ahorrar o a intentar ser rico…

Cuando menos estos justificantes.

Pero también los contratantes tienen derechos por lo que pagan:

Primero, cumplir los horarios que las leyes laborales establecen.

Segundo, cumplir con el promedio de trabajo a realizar en cada jornada.

Tercero, respetar determinado comportamiento dentro del lugar de trabajo.

Cuando menos, también…

O cuando se acepta cumplir con todo lo que establece un contrato específico de trabajo.

Usted dijo anteayer a los maestros que si ellos cumplen con sus cinco días de trabajo semanal, usted tumba la reforma educativa actual.

Pues qué regalo les va a  hacer, don Andrés Manuel, a nuestros mentores con que solo se apersonen en el salón y hagan como que enseñan… Una definición aceptable de maestro o maestra es que se trata de “la persona que ha estudiado magisterio y se encarga de enseñar a los alumnos y alumnas, ya sean de infantil, primaria o secundaria, entre otros; en escuelas, colegios o universidades. Algunos maestros pueden estar destinados en institutos de educación secundaria, en programas de garantía social, educación compensatoria y apoyo a alumnos con necesidades educativas especiales, así como en centros de educación para personas adultas”.

Pero la educación -o instrucción escolar- es una actividad en constante e irrefrenable evolución, ya que el saber no se detiene y existe la necesidad de que los maestros se encuentren siempre dispuestos a seguir siendo discípulos para ir agregando más y más saber al que aprendieron durante su paso por las escuelas normales. Sin límite alguno. Permanentemente dispuestos a tomar cursos, asistir a seminarios y a toda clase de actividades que les signifique incrementar la calidad de la enseñanza que imparten y que fue, jus-ta y pre-ci-sa-men-te, lo que se pretendió en la última reforma educativa como en todas las que la historia magisterial del país registra. No se intentó molestar a ningún maestro, sino establecer una estrategia de actualización constante y obligatoria, sí, porque la necesidad de mejorar la tarea educativa así lo demanda. Como los médicos no dejan de estudiar, ni los ingenieros, arquitectos, contadores ni cualesquiera otros profesionales, porque el saber está en constante crecimiento y ningún gobierno que se considere tal, puede ni debe desentenderse de que igual suceda con los profesionales de la educación. La batalla contra la última reforma educativa nada abona y, en cambio, puede restringir las obligaciones que los maestros, sin distingo alguno, deben cumplir para actualizarse periódicamente en beneficio de todas y cada una de las nuevas generaciones de ciudadanos mexicanos, si de verdad queremos un país capaz, culto y triunfador.

Le ruego, presidente electo, que su gobierno cultive la responsabilidad y la capacitación de todos los mexicanos, para que todos respondamos a las demandas que nuestro país nos plantee.

Internet: Lmendivil2010@gmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil Blog

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Anuncios

Comentários no Facebook