NAIM, Paso Exprés y Tren a Toluca: la mala planeación tiene consecuencias

By: HuffPost

México Evalúa encontró deficiencias en el proceso de contratación pública del NAIM, el Paso Exprés de Cuernavaca y el Tren Interurbano México-Toluca.

Cada sexenio se destinan miles de millones de pesos a grandes obras de infraestructura que debieran elevar el bienestar de la población. Aunque la generación de infraestructura tendría que ser un medio eficaz para detonar el desarrollo del país, el comienzo de los proyectos termina siendo un freno.

La organización México Evalúa puso la lupa sobre los procesos de contratación pública de tres de los proyectos más importantes del sexenio: el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), el Tren Interurbano México-Toluca y el Paso Exprés a Cuernavaca.

En las tres obras públicas, México Evalúa encontró deficiencias en el diseño, planeación y ejecución de los proyectos que ocasionaron mayor costo y tiempo y que resultó en un claro perdedor: la población.

Las (increíbles) fallas del NAIM

El proyecto de infraestructura más importante de la administración de Enrique Peña Nieto es también el más polémico. El Nuevo Aeropuerto Internacional de México se planeó para satisfacer la creciente demanda de pasajeros y carga que llega a México. Con una estimación para atender a 50 millones de pasajeros y 450 mil operaciones al año, el proyecto contempla construir una torre de control, un edificio terminal y tres pistas simultáneas, tan solo en la primera fase.

Aunque en un principio se estimó que el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) costaría 160 mil 880 millones de pesos, terminará costando 285 mil millones de pesos; esto es, un monto 68% mayor del planeado.-México Evalúa.

Para entender por qué sucedió esto, basta asomarse a ver el caso de la barda perimetral.

Para asegurar el proyecto del NAIM, el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México buscó cercar el terreno con una barda perimetral sin siquiera contar con un Plan Maestro sobre la totalidad del proyecto. Debido a la urgencia que tenía para evitar conflictos con pobladores, el Grupo Aeroportuario no buscó a un proveedor mediante concurso, sino que celebró un convenio con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Una vez comenzado el proyecto pasaron seis meses para contar con el diseño de la barda y los documentos de planeación. Como no conocían el proyecto, tuvieron que hacer arreglos a la barda y construir caminos para los camiones de carga. El costo de la prisa y la mala planeación de la barda: un sobrecosto de mil 443 millones de pesos y un retraso de 300 días al estimado.

El gobierno federal no solo planeó mal la barda perimetral, también el tiempo que tomarían las licitaciones. Entre el concurso, las propuestas, la evaluación y la firma de contratos las licitaciones tomaron 75% más tiempo del estimado.

MÉXICO EVALÚA
Tiempo de los actos de los procesos de contratación del NAIM.

Aunque en apariencia existió una alta competencia en los contratos adjudicados para el NAIM, en la revisión que hizo México Evalúa encontró que el 73% de los participantes fueron descalificados –argumentando razones administrativas, técnicas o económicas–, por lo que los ganadores se eligieron entre pocos y sin condiciones de competencia aceptables.

El Tren Interurbano

El NAIM no es el único proyecto con un sobrecosto importante. El primer tren rápido del país, el Tren Interurbano México-Toluca, que buscará transportar diariamente a 230 mil pasajeros desde Toluca hasta Ciudad de México, tuvo una inversión prevista de 33 mil 741 millones de pesos, pero se ajustó el costo estimado a 59 mil 217 millones de pesos, lo que implicó un costo 77% mayor del planeado originalmente.

De los 15 contratos analizados por la organización, que representan un monto contratado de 36 mil 985 millones de pesos, México Evalúa encontró un ligero desfase en el tiempo de licitaciones, aunque se redujeron en 20% los días para preparar propuestas y 26% para calificarlas.

En el caso del Tren Interurbano solo un tercio de las propuestas en licitaciones fueron calificadas, aunque el nivel de competencia dista mucho de ser aceptable. “Los contratos de la muestra se otorgaron en licitaciones sin un nivel de competencia aceptable para considerar que realmente fueron concursos”.

El Paso Exprés de Cuernavaca

Hay mala planeación y ejecución de la obra pública que tienen repercusiones trágicas. El 12 de julio de 2017, Juan Mena López, y su hijo, Juan Mena Romero, fallecieron cuando el vehículo en el que viajaban cayó en un socavón de más de cinco metros de profundidad sobre el Paso Express Cuernavaca.

TONY RIVERA/EFE
Grupos de rescate y Protección Civil retiran el vehículo que se encontraba atrapado en un socavón en la autopista México-Cuernavaca, el 13 de julio de 2017.

La obra que inauguró el presidente Peña Nieto con bombo y platillo colapsó a los 98 días de su inauguración. La tragedia de la familia Mena fue la mayor llamada de atención a la mala planeación y ejecución de la obra, y provocó ocho sanciones contra ocho funcionarios públicos.

Con una superficie de 14.5 kilómetros, la obra amplió a 10 carriles la carretera para agilizar el flujo vehicular. México Evalúa analizó el contrato principal de la obra, que es la “Ampliación del Libramiento de Cuernavaca”, y cuyo costo aumentó de mil 045 millones de pesos a mil 797 millones de pesos, lo que significó un incremento del 71%, en parte porque se realizaron licitaciones sin un proyecto ejecutivo completo y se realizaron adecuaciones tras las irregularidades.

De los tres proyectos de infraestructura analizados, México Evalúa identifica que el Paso Exprés fue donde fue más alta la descalificación de licitantes (91%). “Lo que parecía ser una licitación se convirtió en un procedimiento no competido por elegir al contratista solo entre 2 de 23 propuestas iniciales”.

Aunque la mayor razón de descalificación fue por criterios económicos, la empresa ganadora terminó aumentando el costo durante la construcción y fue mayor a las propuestas desechadas.

MÉXICO EVALÚA
Licitante ganador del Paso Exprés.

Cambios necesarios

Con el análisis de estos tres procesos de contratación pública, México Evalúa concluye que “hay deficiencias sistemáticas en la preparación de los proyectos de infraestructura”.

La construcción se precipita cuando todavía no está suficientemente desarrollado el diseño del proyecto, y a veces no se ha contratado la supervisión. Esto hace de las obras un proceso ineficiente desde el principio y llega a comprometer la efectividad completa.-México Evalúa.

Como documentó en los tres casos, los procesos de licitaciones actuales no garantizan competencia por los contratos.

Con esta realidad en las obras de infraestructura en el país, México Evalúa recomienda lo siguiente:

  • Nuevos procesos institucionales, técnicos e independientes, para la adecuada y oportuna preparación de los proyectos de infraestructura que sigan el siguiente orden: diseño, supervisión y construcción.
  • Instrumentos para regular, calificar y transparentar el estado de preparación de los proyectos.
  • Adoptar procesos digitales para operar los proyectos y contratos de obra pública.
  • Fortalecer la competencia por los contratos, disminuyendo la entrega directa de contratos y aumentando la competencia que observan las licitaciones.
  • Establecer instrumentos para reportar el avance de los proyectos y sus contratos: informes periódicos de los proyectos de obra pública.
Anuncios

Comentários no Facebook