El Gobierno de Maduro destierra a España a un líder estudiantil opositor

By: El País

Lorent Saleh, detenido desde 2014, fue liberado por “conductas suicidas” y de inmediato obligado a abandonar Venezuela por orden de la Constituyente

Yamile Saleh esperó durante horas este viernes en la entrada de El Helicoide, la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en Caracas, para ver en libertad a su hijo Lorent Gómez Saleh, encarcelado desde 2014 por su presunta participación en planes desestabilizadores. No fue posible encontrarse con él, solo recibió una llamada telefónica en la que escuchó su voz. Las autoridades venezolanas trasladaron en secreto al opositor, Premio Sajarov 2017, al aeropuerto internacional Simón Bolívar, a una hora de la capital, para enviarlo a España. “No sabía nada de esto. Yo pensé que me lo iban a entregar aquí, pero está en libertad que es lo importante”, dijo a la prensa.

 

Gómez Saleh, de 30 años de edad, fue desterrado por orden de la autodenominada Comisión de la Verdad de la Asamblea Nacional Constituyente que, en un comunicado difundido en la cadena gubernamental VTV, indica que durante su detención de cuatro años fue sometido a diversas evaluaciones psicológicas en las que había manifestado conductas “violentas, destructivas y suicidas” que ponían en riesgo su vida. Al líder estudiantil, presidente de la ONG Operación Libertad, nunca le comprobaron ningún delito. Los tribunales venezolanos difirieron 53 veces la audiencia preliminar de su caso.

Saleh llegó este sábado a Madrid acompañado del secretario de Estado español para la Cooperación e Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia, quien esta semana visitó Caracas. El Gobierno de España manifestó su satisfacción por la liberación y consideró que “esta decisión del Gobierno de Venezuela va en la dirección correcta para contribuir a generar un clima de confianza que permita una salida democrática, pacífica y negociada entre venezolanos”.

Su liberación coincide, además, con un polvorín internacional por la muerte, rodeada de incógnitas, del concejal metropolitano Fernando Albán en las instalaciones del Sebin.  “Es satisfactorio saber que Lorent Saleh es liberado, nunca debió estar preso. Pero no crean que su liberación dejará en el olvido el asesinato de Fernando Albán, los demás presos políticos y los perseguidos”, dijo el diputado opositor Juan Pablo García.

El lunes 8 de octubre, Néstor Reverol, ministro de Interior y Justicia, y Tarek William Saab, fiscal general designado por la Constituyente, informaron de que horas antes de trasladar al prisionero a un tribunal capitalino se había lanzado desde el piso décimo de la sede policial. La oposición y la comunidad internacional cuestionan la versión oficial. Albán había sido detenido el viernes anterior  tras ser acusado de participar en el atentado contra Nicolás Maduro el 4 de agosto. La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos pretende investigar su muerte de modo independiente a la justicia venezolana. “¡Dictadura libera a Lorent Saleh después de años de tortura e injusta prisión! ¡La inmensa presión por haber asesinado brutalmente a Fernando Albán los obliga a liberar a presos políticos para lavarse la cara de sangre! ¡Me alegro mucho por Lorent y su familia!”, opinó el dirigente opositor Sergio Contreras, que estuvo detenido por manifestarse contra el Gobierno.

La reacción no es inédita. Una serie de liberaciones de presos políticos, entre ellos el misionero estadounidense Joshua Holt, sucedieron días después de un motín en las celdas de El Helicoide, a mediados de mayo.

El Sebin se ha convertido en un terrorífico ícono del Gobierno de Maduro. Su director, el general Gustavo González López, ya acumula varias sanciones internacionales por ser inclemente contra los opositores. Hasta el pasado jueves, había 226 presos políticos en el país, según la ONG Foro Penal Venezolano. Con la excarcelación de Gómez Saleh sería uno menos, aunque el hostigamiento persiste en el país. “Alerta, funcionarios del Sebin entraron a mi casa para grabar un vídeo, una fe de vida de mi esposo Leopoldo López, preso de conciencia de la dictadura, preso por su palabra, preso por denunciar al régimen y llamar a la protesta pacífica para lograr un cambio en Venezuela”, ha denunciado Lilian Tintori este viernes en su cuenta de Twitter.

Anuncios

Comentários no Facebook