México, sin frenos para  su comercio con China

 

¡Todos unidos contra la corrupción y la impunidad!

Leopoldo Mendívil

CANCILLER LUIS VIDEGARAY:

+¡Enriquecerse es glorioso!

Xi Jiping

CIUDAD DE MÉXICO.- En relación con la controversia de la semana pasada sobre si México, después del USMCA, podría o no comerciar con China, quiero recordarle lo que este país arrancó cuando el nuestro decía que iba hacia potencia comercial mundial con el entonces TLCAN:  Tres frases determinaron la decisión de Deng Xiaoping, el presidente chino que sustituyó a Mao tse Tung, de hacer de China un inmenso país socialista pobre, a convertirlo en la primera potencia económica mundial:

La primera fue la que he usado como epígrafe de esta entrega:

¡Enriquecerse es glorioso!

La segunda marcó la decisión de divorciar la pobreza de la condición política:

Socialismo no es lo mismo que pobreza compartida.

Y la tercera, la nueva ruta de primera potencia mundial que Deng Xiaoping le dio a su país:

No importa que el gato sea blanco o negro; mientras pueda cazar ratones, es un buen gato

A la fecha, casi trés décadas después, la China socialista de aquel entonces es el gato cazarratones número uno del planeta…

Cuando concluyó el gobierno de Carlos Salinas de Gortari y un mes después México cayó en una crisis económica que amenazó con volverse mundial, los mexicanos entramos en un sopor incomprensible. De la noche a la mañana soltamos el optimismo que se nos había inyectado durante seis años de éxitos socioeconómicos incomparables, a un límbico callejón sin brújula en las manos.

Escasísimo tiempo después, cuando la crisis económica se nos convirtió en semiparálisis, China brotó como la nueva potencia económica que a nosotros se nos había hecho soñar. Un párrafo del libro China, S.A., de Ted C. Fishman, dibujó aquel momento así, algunos años después:

… ¿En qué medida está modificando la inversión extranjera la panorámica que se puede apreciar desde la ventanilla del barco turístico fluvial? A finales de 2003 había en la ciudad (Shanghai) un total de 14.400 empresas de propiedad extranjera exclusiva y otras 13.000 financiadas con capital extranjero. En 2004, la ciudad atrajo más de 12.000 millones de inversión extranjera directa, una abrumadora parte de la cual pertenecía a industria de exportación, sobre todo a Estados Unidos. En otras palabras, solo Shanghai atrajo un nivel de acciones similar al de toda Indonesia, el cuarto país más poblado del mundo y al de México, el país que el Tratado de Libre Comercio (TLC) iba a convertir supuestamente en un imán para el capital mundial. Los chinos del exterior son los inversores más activos, ya que abastecen de más de la mitad del dinero extranjero que se destina a crear empresas. A principios de la década de 1990, su participación ascendía al 70 por ciento…”

Esto último, canciller Videgaray, sería el secreto escondido que China tenía para mirarnos caer y sobrepasarnos de la noche a la mañana a pesar de sernosotros el vecino sur de la entonces primera potencia mundial, algo que nunca supimos revertir en nuestro beneficio…. Poco más abajo del párrafo anterior del libro citado, sobresalen los renglones siguientes:

“… Cuando uno entra en contacto con China modifica su punto de vista sobre lo posible y lo permisible…” En aquel país, “los chinos del exterior son los inversores más activos…” En el país nuestro, canciller, los mexicanos del interior sacan su dinero del país y se lo llevan, como botín,al exterior…

Carlos Elizondo Mayer nos recuerda si  cesar:

Por eso estamos como estamos…

Internet: Lmendivil2010@gmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil Blog

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Anuncios

Comentários no Facebook