López Obrador marca distancia con los empresarios mexicanos al cancelar el aeropuerto de Peña Nieto

By: El País

El presidente electo justifica su decisión en una cuestionada consulta en la que participaron un millón de personas

Andrés Manuel López Obrador ha validado este lunes los resultados de una cuestionada consulta popular. El presidente electo ha confirmado lo que desde la noche del domingo se pensaba: cancelará la construcción del nuevo aeropuerto de México. El fin de una multimillonaria obra anunciada por el Gobierno de Enrique Peña Nieto en 2014 tiene un final inesperado, otorgado por un plebiscito informal en el que participó algo más de un millón de personas en todo el país. La decisión significa una toma de distancia con los grupos empresariales más importantes de México, quienes habían solicitado públicamente seguir adelante con la obra que se hace en el municipio de Texcoco (Estado de México). “Se acabó el predominio de una minoría y la vinculación del poder económico y el poder político. El Gobierno representa a todos”, dijo López Obrador el lunes.

El anuncio abre un frente para el Gobierno del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) con los empresarios y la oposición, quienes habían solicitado continuar con las obras que se realizan desde 2015 en Texcoco. La mayoría apunta a que el plebiscito ha sido un montaje para justificar una decisión que ya había sido tomada. “Es una vacilada, un ejercicio de manipulación política que está llevando a cabo el presidente electo y que no tiene validez alguna, pero que sí puede derivar en generar grave desconfianza para las inversiones”, dijo Damián Zepeda, coordinador del Partido Acción Nacional (PAN) en el Senado.

Claudia Ruiz Massieu, presidenta del Partido Revolucionario Institucional (PRI), ha señalado que la consulta no es legal por lo que su resultado no puede ser vinculante, como ha insistido López Obrador. “Es muy grave que un ejercicio diseñado para empoderar a la ciudadanía se haya puesto al servicios de un partido en una consulta ilegal”, mencionó la también senadora. Este domingo, los encargados del plebiscito defendían el ejercicio. “La consulta tuvo fallos y errores, sin embargo, fueron mínimos y de ninguna manera alteraron el resultado general y preponderante de los resultados, por lo que estos fueron confiables y representativos”, aseguró Karen Levy, una de las organizadoras.

El anuncio de la cancelación de la obra puso a temblar al peso y a la Bolsa mexicana, ambos perdías algo más del 2% tras la conferencia del futuro mandatario. El político de izquierdas defendió una cuestionada consulta realizada en 1.073 mesas de votación en solo 538 municipios de los 2.463 del país. Se repartieron boletas sin folio y con un proceso laxo de vigilancia que permitió a varios votar más de una vez, como documentaron varios medios de comunicación en la primera jornada del ejercicio. “Estamos contentos porque se aplicó un ejercicio democrático. La decisión de los ciudadanos es racional, democrática y eficaz”, dijo el presidente electo, al que le faltan 33 días para asumir el cargo.

El líder de Morena dijo que, hasta el momento, ninguna de las empresas involucradas en la obra de Texcoco “han manifestado en que vayan a presentar denuncias”. López Obrador ha tratado de enviar un mensaje de tranquilidad a los inversionistas. “Hay fondos que respaldan los compromisos en contratos e inversiones. Existe el aval a nuestra palabra de atender a cualquier reclamación de las empresas”. El presidente electo ofreció inclusive que los contratistas en Texcoco puedan trasladar sus trabajos a la obra de Santa Lucía, que estará lista para el 2021. “En tres años vamos a tener operando tres aeropuertos para resolver la saturación del aeropuerto de Ciudad de México”.

El golpe al aeródromo de Texcoco (Estado de México) se asomaba la noche del domingo, cuando fueron anunciados los resultados de la consulta. Después de cuatro días de votaciones, el 70% de los participantes (748.335 votos) optó por la opción promovida por Morena: reacondicionar el actual aeropuerto de Ciudad de México y el de Toluca (Estado de México), además construir dos pistas en la base militar de Santa Lucía, a 50 kilómetros de la capital mexicana.

Solo el 29% de los consultados, 311.132 personas, avalaron el proyecto diseñado por los arquitectos Norman Foster y Fernando Romero, que tiene un avance de 31% y una inversión final de 13.000 millones de dólares. López Obrador sugirió este lunes que esa obra podría convertirse en un “parque ecológico, ambiental y deportivo” para el disfrute de los capitalinos. “Se salva el lago Nabor Carrillo y no se va ahuyentar a los patos. Es un triunfo para el movimiento ambientalista”, dijo el presidente electo al anunciar la cancelación.

El plebiscito inició con López Obrador emitiendo un voto en blanco. El gesto pretendía neutralidad en una boleta que planteaba dos opciones. Sin embargo, en diciembre de 2017, López Obrador se mostraba convencido de cancelar una obra que consideraba un “barril sin fondo”. El tema le generó un estire y afloje con los grupos empresariales del país y los constructores. Después de su aplastante victoria, el líder de Morena viró en su opinión y planteó una consulta en plena transición.

A pesar de las fallas y de los cuestionamientos a los criterios de la Fundación Rosenbleuth, encargada de la organización del ejercicio, la polémica creada en torno al aeropuerto de Texcoco llevó a varios ciudadanos a las mesas de votación. El domingo, por ejemplo, el excandidato presidencial del PRI, José Antonio Meade, apareció en una de las casillas a marcar su opción. Lo hizo por la obra de Peña Nieto, que hoy vive bajo la amenaza de un hombre que no ha llegado a la presidencia pero que ya muestra su poder.

Anuncios

Comentários no Facebook