“Si de Venezuela sí, ¿por qué de EUA no?”

¡Todos unidos contra la corrupción y la impunidad!

Leopoldo Mendívil


ESTIMADOS LECTORES:

+Imaginen la integración de México

en la Revolución Bolivariana

Héctor Díaz Polanco

Ayer, el poder de la mayoría morenista doblegó el menguado orgullo ­priista, ridiculizó la inferioridad minoritaria panista y presumió el cambio del poder político que ahora les pertenece, cuando aquellos pretendieron que el presidente electo López Obrador retirara al presidente venezolano Maduro la invitación a acompañarle en su toma de posesión.

Y en lo personal, me hicieron recordar mi entrega del 8 de febrero pasado, cuando este espacio vislumbró la posibilidad de que Venezuela, con el apoyo político y moral de México, levantaran juntos la bandera de la Revolución Bolivariana…

Ese día les escribí lo que pudiera comenzar el primero de diciembre próximo si los presidentes Maduro y López Obrador se hacen amigos y hasta intentaran un triunvirato con Donald Trump…

Con el mismo título de esta nueva entrega, ese 8 de febrero les dije: “El 23 de enero pasado, aquí les hablé sobre un colombiano de nombre Héctor Díaz Polanco, radicado de tiempo atrás en Mexico, dedicado a la cátedra y a la izquierda (y claro que considera izquierdista a López Obrador). Por eso se apuntó en Morena y hasta miembro es de la dirección nacional del negocio del peje.

“El maestro Díaz Polanco es, además, adorador de Hugo Chávez y en consecuencia de Nicolás Maduro, así que ha asistido a diversos eventos en la República Bolivariana de Venezuela, con la representación de su ídolo mexicano, Su Alteza Serenísima peje I… si al inicio de julio próximo se le hace; y por eso, a don Héctor, estando en julio, pero del año pasado, en Caracas dejó que se le llenara la boca con las siguientes palabras:

“‘Imagínense ustedes el escenario de la integracion de México en este proceso de cambio latinoamericano. Digámoslo directo: la integración de México en la Revolución Bolivariana. Eso haría, a mi juicio, una gran diferencia con la situación imperante que tenemos ahora. Necesitamos ampliar esa Revolución’.

“Vayamos, ahora, casi cinco años atrás, al 4 de abril de 2013, cuando la aún perredista senadora pero pejista de tiempo y servilismo completos, doña Dolores Padierna, fue junto con un nutrido grupo de latinoamericanos y caribeños miembros del Foro de Sao Paulo, que ese año tuvo a Caracas como sede de su evento anual. Ahí, la aguerrida mujer habló en diversas ocasiones con un mensaje más o menos aprendido de memoria, que fue:

‘”… Venimos las izquierdas latinoamericanas y del Caribe a dar un abrazo y la solidaridad, nuestra humilde solidaridad a Nicolás Maduro, en su candidatura a la Presidencia (que ya detentaba, pero como herencia de Chávez), un proyecto estructural que logró la transformación de Venezuela. Como dirigentes de izquierda, nosotros en Mexico, pero también los demás participantes en este Foro de Sao Paulo confiamos en este proyecto y pensamos que eso es lo que debe suceder en todo el mundo. Eso lo representó muy bien Hugo Chávez, al que ahora Nicolás Maduro le da la continuidad…, este proyecto que ha sido exitoso aquí, en Ecuador, en Argentina, en Brasil, en Bolivia, en varios lugares, y lo queremos también para México…’

“No hay mucho más que agregar…, pero sí ocultar… si se pudiera. La solidaridad de Morena, expresada por dos voceros de Andrés Manuel López Obrador…, podrá desmentirla don Andrés Manuel como ya intentó el viernes pasado… A menos de que lo dicho por él también ese viernes haya sido su formal ofrecimiento a ­Washington de que seguiría, prudente y obediente, los ejemplos de todos sus antecesores presidentes mexicanos si él logra ser lo mismo en julio…

“‘Nosotros somos —había dicho AMLO en Puebla, días atrás— colonia de ningún país extranjero, esto ha quedado claro a lo largo de nuestra historia y yo no veo que haya ningún problema. Hace falta prosiguió— que haya muy buena relación geopolítica, de amistad, del comercio (sic), de la economía; NECESITAMOS TENER UNA MUY BUENA RELACIÓN CON ESTADOS UNIDOS Y LA VAMOS A TENER SIEMPRE…’

“… Y como ese mismo día llegó a esta capital don Rex Tillerson, el secretario de Estado de Trump, pues ya se cuadró nuestro saltimbanqui peje; ya le mandó decir al güero que no hay tos, que son casi iguales, pero no imanes y él no va a repeler a su posible colega de Washington… 

¡YA CAYÓ EN LO QUE DECÍA QUE JAMÁS HARÍA!…”

Internet: Lmendivil2010@gmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil Blog

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Anuncios

Comentários no Facebook