Cifras y contracifras del Tren Maya

¡Todos unidos contra la corrupción y la impunidad!

Leopoldo Mendívil

PRESIDENTE ELECTO LÓPEZ OBRADOR:

+Hombre competente es el que se equivoca según las reglas

Paul Valéry

No es la intención de estas líneas estorbar su propósito de construir un tren que comunique a todo el sureste del país, pues la incomunicación ha obstruido el desarrollo de toda esa importante región, pero hay algunos aspectos técnicos y económicos que no habrían sido aún resueltos para evitar posteriores problemas.

Ya, como usted sabe, su inminente antecesor el presidente Peña Nieto intentó realizar ese proyecto, en una extensión 10 veces menor que la propuesta por usted, pero, en pocas palabras, la realidad demostró que sería incosteable.

Recurro a un análisis realizado por Efraín Gala, quien es director del Centro de Evaluación de Proyectos del ITAM, que anteayer fue publicado en la sección denominada México, ¿cómo vamos? del diario digital Animal Político, cuya importancia y profundidad merece llegar a mucho más personas e instituciones interesadas en el tema. En síntesis, el ingeniero Gala explica lo siguiente:

“… El presidente electo nos anuncia la construcción del Tren Maya, el cual tendría un costo de 150 mil millones de pesos, una longitud de 1,500 kilómetros y 17 estaciones, en… Mérida, Cancún, Tulum, Campeche, Escárcega, Candelaria y Palenque… Si el tren de Peña Nieto no era rentable (uniendo sólo a) dos de las ciudades principales de la región, Mérida y la Riviera Maya con Cancún, con una población poco mayor de 2 millones 200 mil habitantes…, ¿cómo podría ser rentable?

“El tren de Peña Nieto… tendría que llevar al menos, en el primer año de operación, a 60 millones de pasajeros y transportar 14 millones de toneladas de carga. Además, la estancia de los turistas extranjeros tendría que ser de ¡30 noches adicionales de las vacaciones en nuestro país! Todo esto es irreal. Por ejemplo, para que el tren pudiera llevar 60 millones de pasajeros al año, tendría que desplazar a 1.5 millones de autobuses al año, en una zona donde, de acuerdo con las cifras de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para el año 2017, la máxima cantidad de autobuses que circulan anualmente es de poco más de 50 mil.

“Lo que es un hecho es que el Tren Maya no combate la pobreza y su construcción empobrecería al país. Pero aún más importante, de acuerdo con los lineamientos para la elaboración y presentación de los análisis costo-beneficio de los programas y proyectos de inversión de la Secretaría de Hacienda

y Crédito Público, el Presidente electo no puede anunciar la construcción del Tren Maya sin tener los estudios técnicos, legales, ambientales y de costo-beneficio social que lo justifiquen. Es imposible que los tenga en menos de cinco meses, que es el tiempo que ha pasado desde que ganó las elecciones. Si los miembros del equipo de asesores del presidente electo no se han informado, serían corresponsables de lo que sería uno de los elefantes blancos más grandes de la historia del país. Nuevamente, no estoy atacando al presidente electo, sólo le pido que tome las cosas con calma (como él decía) y que junto con su equipo elabore un plan de trabajo realista y sin las prisas que llevan a errores lamentables, como ha sido la experiencia reciente. De las mejores intenciones se han generado las peores tragedias para los países de América Latina. Por eso tenemos las peores niveles de crecimiento y de pobreza que tenemos.”

Reciba, presidente electo, mis respetos.

Internet: Lmendivil2010@gmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil Blog

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Anuncios

Comentários no Facebook