Columnas Noticias

La gran trampa del monopolio petrolero

¡Todos unidos contra la corrupción y la impunidad!

Leopoldo Mendívil

ING. OCTAVIO ROMERO OROPEZA,DIRECTOR GENERAL

 DE PEMEX

 

+Los veneros viajan en pipas

Adrián Calcáneo, mexicano con 12 años de consultor en Texas y México para empresas de energía, con especialidad en hidrocarburos, escribe esto:

 “En cuanto al tema de la situación de la gasolina mexicana, existen muchas versiones y algunas teorías de conspiración circulando por las redes sociales; y como la situación actual está justo en mi área de competencia, me gustaría compartir mi visión de lo que esta pasando y por qué:

“1. La mayor y quizás única causa del desabasto, a grandes rasgos, es el cierre del ducto. Los ductos mueven muchísimo más producto que las pipas, más barato y eficiente. Es difícil, sin un plan detallado de previsión, que si se cierra el ducto no haya desabasto, sobre todo en un país con falta de almacenamiento y que te da solo un par de días de ‘colchón’.

“2. En cuanto al por qué de la falta de almacenamiento, eso recae 100% del lado de Pemex, que por falta de competencia nunca tuvo el incentivo de construir. Se acostumbró a que cuando faltaban hidrocarburos, simplemente se importaban más, sin importar el costo o la estacionalidad con cargo al erario. Es una de las muchas razones por lo que la deuda de Pemex anda alrededor del 97% de sus activos. Desde la reforma energética, varios grupos privados han invertido en almacenamiento, pero aún es insuficiente. Esto es una muestra de la fragilidad de la cadena logística del país, consecuencia de tener un solo actor-monopolio durante más de siete décadas.

“3. Es falso que México haya dejado de importar gasolina y que los contratos se hayan cancelado. Hay que leer el artículo completo del Wall Street Journal. No se vayan por el título. Lo que sí ha bajado es la importación de crudo ligero. Por el cierre del ducto se tarda más en descargar el combustible importado, ya con la falta de almacenamiento ya mencionada se tiene que llenar casi directamente con pipas, que lleva mucho más tiempo y dinero. Los barcos están formados para descargar su gasolina en los puertos mexicanos, pero el proceso es más lento. Esta falta de previsión habla muy mal de la estrategia del gobierno.

“4. En cuanto a la reciente disminución de los niveles de importación, es el crudo ligero (que) ya no producimos a los niveles del ­pasado, el que nuestras refinerías actuales pueden procesar. Al dejar de importar crudo, el país pierde la capacidad de aumentar el uso de las refinerías para producir más gasolina cuando se necesite, como es el caso ahora. Es un error garrafal hacer esto y al mismo tiempo cerrar los ductos, ya que le quita capacidad de reacción al gobierno (Pemex). Es decir, le ata de manos.

“5. Los datos que se han compartido de la agencia de energía de Estados Unidos, muestran las importaciones en cero, por dos cuestiones: 1a., los datos tienen un rezago habitual de 2 meses. 2ª., con el cierre del gobierno de Trump, los trabajadores (estadunidenses) encargados de estos datos, están en casa, por lo que el reporte no se ha actualizado.

“6. Casi dos terceras partes de las pipas de Pemex ya no bajo el control del sindicato. Quizás es por eso que el presidente anda con guantes de seda en lo relacionado con Romero Deschamps. Sin sus pipas, el desabasto  hubiera sido peor.

“7. Es posible que las pérdidas en la caída de la venta de las gasolinas, además de la logística más cara por el transporte en pipas (hasta 14 veces más…) haya superado ya lo que se perdía por el robo. Si se soluciona el problema a largo plazo, obviamente esto se compensaría. Habrá qué esperar.

“8. El fracaso de los bonos de Pemex en Nueva York habla de que la comunidad financiera no confía en el proyecto energético (mexicano) actual. Esto se traducirá en costos (por cuestión de créditos) mucho más elevados para futuros proyectos.

“En resumen, pese a que la intención es justificable y necesaria, la falta de previsión del gobierno en su estrategia actual habla de ineptitud y poco entendimiento de la industria y del problema. Se pudo hacer mucho más para prevenir en las últimas semanas el desabasto antes de aventarse a tapar el sol con un dedo. En la política pública, los resultados son lo que importa; y aquí, hasta el momento, no se ve claro.”

Hasta aquí la apreciación, ingeniero Calcáneo, que sólo falla en el párrafo final por un detalle del que poco se habla desde hace mucho tiempo, sobre la calidad del crudo mexicano, pesado por su alto contenido de azufre que no facilita su procesamiento en nuestras refinerías. De ahí las altas importaciones de la gasolina estadunidense. La gran trampa de  nuestro monopolio petrolero…

Internet: Lmendivil2010@gmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil Blog

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.