Tecnología

Las tecnológicas que se abalanzan por el streaming de videojuegos tienen un problema

By: El Financiero

Google y Apple lanzaron su ‘Netflix de gaming’, pero Microsoft tiene el poder.

Los gigantes tecnológicos se abalanzan sobre la industria de los videojuegos de 180 mil millones de dólares. El 25 de marzo, Apple anunció un servicio de suscripción llamado Arcade que permitirá que la gente juegue títulos de calidad en internet, en lugar de gastar en consolas o en una PC para gaming. Por un pago mensual, los usuarios recibirán 100 juegos exclusivos. Arcade se lanzó días antes de que Google anunciara un servicio similar, llamado Stadia. Si el llamado gaming en nube despega, será la mayor oportunidad para la industria desde que Nintendo Co. hiciera de Mario y Luigi un mueble en los cuartos de los 1980s. 

Google y Apple no están solos. Microsoft también desarrolla un servicio que estará disponible hacia finales de año. Amazon.com Inc. elabora un producto similar, según el sitio de noticias tecnológicas Information. Como con la tele y música, las compañías que dirigen el internet consideran al gaming una colindancia natural para su influencia. Hacer streaming de juegos requiere caros centros de datos para procesar la acción y cables de internet de alta velocidad para moverla en el mundo en tiempo real. Son cosas que solo tienen los gigantes tecnológicos. “El gaming en nube creó este momento en la industria en donde las compañías multimillonarias como Google y Amazon tienen oportunidad de comprar la entrada”, dijo Joost van Dreunen, cofundador de SuperData Research. “Es un juego de póker de mucho riesgo, y no todos tienen un lugar en la mesa”. 

Los precios de las acciones de los fabricantes de consolas Nintendo y Sony cayeron tras el anuncio de Google. Junto con Microsoft, Nintendo y Sony se han mantenido competitivos al crear o comprar la exclusividad de juegos, luego cobrarle a la gente por los dispositivos para jugarlos. Un modelo en nube tan económico como el de Netflix, podría llevar a las consolas al mismo destino que los reproductores DVD y ser un riesgo para los distribuidores de juegos que invierten cientos de millones de dólares y años para desarrollar un título, apostando a que los jugadores pagarán hasta 80 dólares por él. 

A Google, Amazon y Apple les sigue faltando un ingrediente: los juegos. El anuncio de Stadia de Google no incluyó franquicias exitosas y ni los lanzamientos exclusivos de Apple. Por ahora, estos tienen mucho poder en la industria. Red Dead Redemption 2 de Take-Two Interactive Software Inc., un inmersivo shoot’em-up en el Viejo Oeste de EU, recaudó 725 millones de dólares su primer fin de semana en venta. 

Apple está por anunciar el precio de la suscripción de Arcade. Google no dijo cuánto costará Stadia, pero podría ser por suscripción o un servicio gratis financiado por anuncios o compras in-game. Este último modelo se ha convertido en parte central de las estrategias del negocio de los desarrolladores de juegos. Incluso el mega exitoso Fortnite, que recaudó 2.4 mil millones de dólares para Epic Games el último año, es gratis. El dinero viene de extras como trajes especiales para los personajes, llamados skins. 

Algunos de los gigantes tecnológicos podrán aumentar la oferta para los derechos de streaming para títulos exitosos en los siguientes meses. Pero por ahora, Microsoft tiene la carta más alta. Entre las tecnológicas, es quien posee más historia en gaming por el negocio de 20 años de la consola Xbox. La compañía ha probado su propio producto gaming en nube y, en un comunicado interno, el director de gaming Phil Spencer prometió “llegar con todo” a la conferencia anual más grande de la industria en junio. 

Microsoft tiene los centros de datos y la infraestructura de internet para competir con Amazon y Google. También tiene algo que las demás no: juegos. A lo largo de lo años, Microsoft ha comprado constantemente a desarrolladores de juegos junto con los derechos de favoritos como las franquicias Halo y Gears of War. También es propietario de uno de los juegos más populares de la historia: Minecraft, que adquirió cuando compró al desarrollador Mojang AB por 2.5 mil millones de dólares en 2014. 

Aun así, otros gigantes tecnológicos tienen el dinero y podrían alcanzarlo. Google ha dejado en claro que va en serio sobre su inversión en Stadia, dice David Bos, director operativo del inversor de juegos Maple Media y exempleado de la división de juegos móviles de Google. “Trajeron juntos YouTube, nube, hardware y el asistente”, dijo Bos. “Todo lo que he visto me indica que están dispuestos a perder mucho dinero en esto durante mucho tiempo”.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.